La huella hídrica

Se denomina huella hídrica, a toda la cantidad de agua que gastamos o que se gasta con lo que consumimos.

La cantidad de agua es enorme, y esa huella tan poco deseada, se nos va de las manos.

Es un error, si comenzásemos a encontrar un culpable, ya que todos somos culpables. Cada uno de nosotros gastamos aproximadamente unos 1.385 metros cúbicos de agua anuales. Esto equivale a media piscina olímpica.

Este video os enseñará en que consiste la huella hídrica y otro concepto que es el agua virtual.

El agua lo necesitamos, a parte de la producción de productos, para la preparación de alimentos y lavarlos. Si no has visto lo que nos aportan los alimentos, pásate por aquí

¿Los problemas con el agua?

Hoy en día tenemos muchos problemas con el consumo de agua. Cada vez los habitantes del planeta aumentan considerablemente. Esto hace que tengan que elaborar muchos más alimentos para su consumo. El problema de esto es que en esta elaboración, se consumen muchas cantidades de agua. Con el cambio de los climas que tenemos, el abastecimiento del agua, escasea.

En definitiva, la huella hídrica es la cantidad de agua dulce destinada para la producción. Esa producción de alimentos, ropa, objetos, etc, necesita agua para su elaboración. Ese concepto se denomina huella hídrica. En España existe un estrés hídrico considerable. Las existencias de agua que se disponen son menores que las que son necesarias para la elaboración de la producción. Este estrés hídrico, sobre todo, lo encontramos en zonas mediterráneas.

¿Qué cantidades se necesitan?

Cada uno de nosotros consumimos la mitad de una piscina olímpica, como he dicho antes. Alimentos tan esenciales como comer una naranja, se necesitan para su elaboración, 50 litros de agua. ¿Cuántas naranjas comes? ¿Cuántos zumos de naranjas bebes?. Si tu vestimenta preferida es la ropa vaquera, debes saber que un solo pantalón vaquero, necesita 10.000 litros. Si pasáramos a los productos cárnicos las carnes vacunas se llevan la medalla de oro. La gran cantidad de 15.000 litros se usan para la elaboración de una hamburguesa. La ovina 8.700 litros. La porcina 6.000.

¿Te habías puesto a pensar en este consumo de agua que haces? Son unas inmensas cantidades y estos productos y comestibles, hay mucha demanda. En el caso de comestibles animales, tenemos que ver que es una inmensa cantidad de producción para un kilo de carne. No solo es lo que el animal consume, sino también lo que se gasta para elaborar su alimentación.

¿Cómo se calcula esta huella hídrica?

La huella hídrica

Cómo se aprecia en la foto sobre estas líneas, si la cremallera se cierra el terreno se cuartea. Para calcular la manera de saber cuánta agua se necesita, son necesarios tres indicadores. El agua que se ha necesitado, la que se ha contaminado en el proceso y la que se ha evaporado. Por lo tanto, la huella hídrica es el resultado de estos indicadores que nos dicen la procedencia. Se señalan con tres colores: huella verde, huella azul y huella gris.

  • Huella verde: Esta huella es la del agua que se necesita que proviene de agua de lluvia o del agua de la nieve y que se deposita en el suelo.
  • Rastro azul: Esta huella es la del agua que se necesita y que se tiene que extraer de las fuentes naturales (ríos, lagos) o acuíferos.
  • Huella gris: Esta huella es la cantidad de agua que se ha contaminado en la elaboración de dicho producto.

La suma del volumen generado en estos tres procesos, se calcula la huella hídrica correspondiente a cada producto.

¿Qué debemos de tener en cuenta para aminorar la huella hídrica?

España es el pais Europeo, junto a Portugal, en el que el estrés hídrico es mayor. Con esto lo que nos dice es que esta huella es mayor. Una cosa lleva a la otra. Si se elabora muchos productos, la escasez del agua aumenta. En pocos años, una gran cantidad de personas, vivirán en paises en los que esta huella se incrementará. Cada vez la población mundial aumenta.

Aproximadamente, en datos del 2015, la población mundial se estimaba en los 7.300 millones de personas. En el año 1950, solo 5 años después de la fundación de las Naciones Unidas, se calculaban los 2.600 millones. Sin lugar a dudas, el aumento es considerable. En cambio, para el año 2050, se estima que seremos 9.700 millones. Si esto sigue su esperado curso, el problema del agua será un gran reto. A día de hoy, la falta de agua dulce es considerable, y el aumento de la población, agravará el estrés hídrico. Si estos problemas aumentan, ¿qué pasara con los alimentos y diversos productos?.

¿Qué debemos hacer?

Las soluciones son bastante complicadas. La gente aumenta, por lo tanto, el consumo de todo tipo de productos y alimentos aumenta. A pesar de ello, las verduras y hortalizas, son los alimentos que menos agua necesitan. Por ejemplo, la lechugas y tomates, solo necesitan 13 litros cada uno. Aquí podréis encontrar la importancia de los nutrientes de los alimentos.

No podemos alimentarnos solamente de estos alimentos. No nos aportarán todos los nutrientes necesarios. Pero sería lo más recomendable consumir alimentos, que necesiten pocas cantidades de agua. Los productos cárnicos. Las prendas de vestir, son de los productos que, a la hora de elaborarlos, necesitan mucha más agua. La prenda que menos agua necesita, son las camisas, pero también son 1.700 litros.

Pequeñas soluciones que podemos adoptar, son aminorar el consumo de muchos productos. Reciclar las prendas que no usamos dándoles otra vida. No echar la comida que no consumamos, podemos llevarla a comedores sociales. Consumir más plantas, con todo lo que nos aporta. Pequeños cambios de hábitos, para aminorar este gran problema.

Resumen.

El estrés hídrico, es la falta de agua dulce. Por otro lado, la huella hídrica, es la cantidad de agua que se gasta en la elaboración de cada producto que usamos. Cada vez usamos mucha más agua, ya que cada vez somos más población, y por ello, tenemos más necesidad de agua. En el año 2025, el 67% de la población habitará en lugares que tengan niveles de agua dulce, muy bajos. Otra de las cosas que tenemos que tomar acción, ya que es, un problema que depende de nosotros. Consumo consciente, es lo más urgente que tenemos que hacer. Un cambio adecuado debe de ser algo del que aprendamos cosas. No podemos seguir mirando para otro lado. La basura, la contaminación atmosférica, las cinco islas plásticas de los océanos, etc. Muchos problemas entre las manos. Destruir o cuidar el planeta está en nuestras manos. ¿Cuál es tu decisión?

Comenta tus preocupaciones y lo que te dice este problema, que, si no tomamos la acción adecuada, será muy grave.

Deja un comentario

NÚTRETE Y LATE SIN TÓXICOS

Responsable » Carlos Guereñu (servidor)

Finalidad » envío de mis publicaciones así como correos comerciales. Legitimación » tu consentimiento.

Destinatarios » los datos que me facilitas mi plataforma de email marketing MailerLite.

Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Recibe tu Ebook

Los 5 mejores hábitos para el cuidado del

Medio Ambiente

Responsable » Carlos Guereñu (servidor)

Finalidad » envío de mis publicaciones así como correos comerciales. Legitimación » tu consentimiento.

Destinatarios » los datos que me facilitas mi plataforma de email marketing MailerLite.

Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.